Los viernes no se hacen pases a producción

En realidad aquello de que «los viernes no se hacen pases a producción» no tiene que ser cierto siempre.

Existen aplicativos que cuando más se usan es de Lunes a Viernes y en horario laboral. De modo que los usuarios utilizan la aplicación en el entorno laboral. Algunos aplicativos directamente solo funcionan de lunes a viernes y se desconectan literalmente los fines de semana y festivos.

Y esto se realiza muchas veces para abaratar costes. Por ejemplo aplicaciones que se montan en máquinas virtuales en nubes de terceros como AWS, Google, Azure, …

Entornos de desarrollo por ejemplo en los que los fines de semana no se trabaja. Si desde sistemas se hacen buenos tags es muy sencillo ordenar un apagado y encendido automático y en orden de entornos laborales completos.

Existen por tanto muchos tipos de aplicativos y eso de «no hacer pases los viernes» no siempre tiene que ser así. Se han de analizar los datos y hacer cálculos. Si te sale más barato parar un entorno que no es de uso público se para y se gana en seguridad. En boca cerrada no entran moscas.

Pero al margen de eso lo normal suele ser trabajar de Lunes a Viernes. Esto por tanto condiciona que sea mala idea hacer pases a producción el viernes ya que te tiras el viernes tarde, sábado y domingo sin gente para responder a los problemas posibles que puedan producirse si se hacen cambios a última hora del viernes (por ejemplo).

Y aunque puedan existir guardias los fines de semana eso no es excusa para sacar algo a producción sin planificarlo, sin pararse a pensar. Las guardias son guardias y no jornadas de 24 horas de trabajo.

Por otro lado en muchas empresas los viernes se termina la jornada laboral a medio día y dejar flecos sueltos es mala idea. Dejar en producción algo sin testear bien puede suponer la mayor cagada del siglo.

¿Pero que aporta esta máxima al movimiento slow IT?

Pues de primeras aporta que «la vida se ha de poner en el centro».

Y poner la vida en el centro supone que la explotación de recursos humanos no ha de ser insostenible. Una explotación de recursos humanos insostenible llevará a una perdida de productividad y de dinero pero al mismo tiempo y mucho más importante: quemarás esos recursos.

Aparte, en el caso de aplicaciones que no necesitan estar encendidas y soportadas durante el fin de semana, supone un esfuerzo y gasto que perjudica de forma directa al planeta.

Si no necesitas usar un ordenador, un servidor, un algo que consume energía durante el fin de semana no hagas pases a producción que requieran posiblemente de esfuerzo económico de gente monitorizando ese aplicativo sin realmente ser necesario.

En realidad si nos paramos a pensar la mayoría de veces el no hacer pases a producción (y ya no hablemos de migraciones, eso en otro post) es un beneficio para la empresa y un beneficio para la gente que la mueve.

Yo respeto esta máxima sinceramente siempre que es posible e intento medir (monitorizar, hacer análisis de datos) para ver que puede pararse en este mundillo y que implica beneficios para la empresa, para las personas que trabajan en ella y para el planeta. Y cuando encuentro máquinas y servicios que pueden pararse, a pararlos que voy.

No se si eso supondrá un gran cambio pero teniendo los datos puedo proponer cosas. Sin datos lo mismo en IT haces las cosas por intuición y eso supone perdidas en todos los sentidos.

De modo que recuerda esto: «Nunca se hacen pases a PRO los viernes». Los viernes la gente se para a pensar y eso es trabajar (somos de algún modo «cognitariado», no monos amaestrados que pulsan teclas, pensar es realmente por lo que se nos paga, pensar en soluciones y hacerlas realidad).

Conseguir parar 100, 2000, 100.000 máquinas es importante.

Y no cagarla un viernes, cansado ya tras 5 días de trabajo, puede suponer que no te despidan y que entiendan que te tomas en serio tu trabajo y por eso aplicas esta máxima.


Herrero, Y., Pascual, M., González Reyes, M., & Gascó, E. (2018). La vida en el centro: voces y relatos ecofeministas. Madrid: Libros en Acción.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *